Es sencillo: cuando la música es buena, la carpa se llena...

...y todos son felices: los visitantes, los camareros y por supuesto el tabernero. Por cierto, transmitimos ese toque de Fiesta de Cerveza también en carpas pequeñas y verán que se extiende un ambiente único de fiesta.